Imprimir
Copa de chía y granada

 

Vamos allá con una receta súper rápida y sencilla.

Cargadita de omega 3, omega 9, vitamina E, fibra, calcio, magnesio, proteína vegetal, polifenoles y antocianinas.

En definitiva, antiinflamatoria y antiox.

Puede ser una buena idea como parte del desayuno, o como una merienda.

¡Vamos allá!

Material culinario

Un vaso.

Tiempo necesario

Toda la noche para rehidratar la chía.

5´de preparación.

Ingredientes BIO

2 c.s. de semillas de chía.

1 taza de leche de almendras (que hemos hecho con nuestra BIO bolsa V de Vegetal).

1 granada, desmenuzada conservando algunas de sus partes blancas.

1 onza de chocolate negro.

Una pizca de canela en polvo.

1 c.s. de aceite de oliva de 1ª presión en frío (AOVE).

Procedimiento

Tan fácil como dejar rehidratando toda la noche las semillas de chía en la leche de almendras.

Por la mañana, agregar el resto de ingredientes.

SIRVE a modo de capas, en un vaso bonito. Puedes adornar con lascas de coco, por ejemplo.

 

Copa de chía y granada

 

¿Por qué estos alimentos?

Es una receta muy fácil y saludable. Todos los alimentos que aporta están crudos y son fácilmente digeribles. Veremos qué potencial tienen…

Semillas de chía

La chía (Salvia hispanica L) es una planta herbácea de la familia de las lamiáceas. Es nativa del centro y sur de China, Tokio y Nicaragua y, junto con el lino (Linum usitatissimum), es una de las especies vegetales con la mayor concentración de ácido graso alfa-linolénico omega 3.

Estas maravillosas semillas contiene calcio (631 mg/100g), hierro (7,72 mg/100g), magnesio (335 mg/100g), fósforo (860 mg/100g), potasio (407 mg/100g), zinc (4,58 mg/100g), selenio (55,2 µg/100g), niacina (8,8 mg/100g), folato (49 µg/100g).

Además, son fuente de fibra soluble e insoluble, por lo que ayuda a reducir la carga glucémica de lo que acompañe y mejora el tránsito intestinal. Ojo con las personas que tiendan a tener SIBO o hiperfermentación intestinal, porque pudieran no serle beneficiosas.

Por tanto, comenzar siempre por una pequeña cantidad para probar qué tal sientan.

CONSEJOS CUILINARIOS

Consumir siempre en crudo, y habiéndolas rehidratado antes (que es cuando liberan su mucílago, que es fibra soluble).

ANOTACIÓN

Sin duda, V de Vegetal preferimos consumir semillas de lino, porque son propias de donde vivimos y porque se semejan en nutrientes a las de chía. Esta receta te la presentamos porque nos han regalado un paquete de semillas de chía, y hemos querido probar. Pero reiteramos que sin duda seguiremos apostando por el lino (o linaza).

Esta copa también podrías hacerla con semillas de lino, de la misma forma.

Granada

La granada es una fruta de climas áridos. Es el fruto de Punica granatum, nativo de las regiones áridas y semiáridas del Mediterráneo y Asia occidental.

La granada es antioxidante, estimula el sistema inmune, es antiinflamatoria y anticancerígena.

Tales beneficios son atribuidos a su contenido en flavonoides, antocianinas, taninos (como la punicalagina) y catequinas (catequinas, galocatequinas, epicatequinas y epigalocatequinas). Son estos compuestos los que le dan su sabor agrio y a veces astringente.

También es fuente de vitamina K (16,4 µg/100g), vitamina C (10,2 mg/100g), potasio (236 mg/100g) y folato (38 µg/100g).

La corteza es tan rica en taninos que en otros tiempos se empleó para curtir cuero (os hablamos de los taninos en el artículo de la bellota).

CONSEJOS CULINARIOS:

Intenta consumirla siempre con algo de su parte blanca, pues se ha visto que tanto las semillas, como los extractos de la piel y el zumo tienen efectos sobre la prevención, proliferación y apoptosis de cánceres como el de mama, pulmón, próstata o colon.

Además, para aprovechar los taninos de su piel, puedes secar ésta sobre el radiador de casa o al sol y añadirla a tus infusiones durante todo el año, como hicimos en este tip saludable con las mondas de las mandarinas.

Ambientador natural

¿SABÍAS QUE…

Con la granada se hacen vinos y melazas?

Y que la granadina auténtica (no la sintética que se vende ahora) era de zumo de granada y melaza?

En el norte de India las semillas se secan y se pulverizan para emplearlas como acidificante?

 

Cacao

El cacao (Theobroma cacao) es un árbol que crece en la región ecuatorial. “Theobroma” significa “alimento de los dioses”, en griego.

Es fuente de minerales, proteína y fibra. Además destaca su alto contenido en polifenoles como la quercetina (25 mg/100g), catequina (20,5 mg/100g), epicatequina (70,36 mg/100g), epicatequina 3-o-galato (5,170 mg/100g), proantocianidinas, ácido ferúlico (24 mg/100g), resveratrol (0,04 mg/100g), lignanos (0,043 mg/100g). También es rico en poliaminas (0,4 mg/100g) y fitoesteroles (126 mg/100g).

El cacao es fuente de Ca (128 mg/100g), Fe (13,83 mg/100g), Mg (499 mg/100g), P (734 mg/100g), Zn (6.81 mg/100g). Fuente de polifenoles flavanoles (7.000 mg/100g), que ayudan a prevenir posibles complicaciones en la diabetes tipo 2, por ejemplo. Fuente de anandamidas, responsables de la producción de endorfinas endógenas. Fuente de feniletilamina, cafeína (100mg/100g) y teobromina (2.500 mg/100g), responsables de su efecto estimulante y de la mayor sensación de energía.

Todo ello supone una bomba muy saludable para nuestro organismo. Te animamos a prepararte otra delicia con cacao aquí.

Recuerda elegir cacao lo más puro posible, y BIO. Piensa que una tableta que ponga “50% de cacao” significa que la otra mitad de la tableta será azúcar y/o leche.

Aceite de oliva

El aceite de oliva se elabora a partir del fruto del olivo (Olea europea), la oliva. Una verdadera maravilla de alimento. Todo un lujazo poder disponer de aceites de oliva de calidad en España.

El aceite de oliva es fuente de ácidos grasos moninsaturados omega 9 (72.96 g/100g, que estimula el sistema inmune y protege frente a infecciones y cáncer), polifenoles (como el oleocantal, con acción anticancerígena), vitaminas A (protección de mucosas) y E (antioxidante en medios lipídicos).

Las variedades más ricas en polifenoles son: cornicabra, coratina, picual y changlot real.

Incrementa las HDL y disminuye las LDL, y gracias a su gran riqueza en omega 9 y en fitoquímicos (polifenoles y tocoferoles), previene la enfermedad cardiovascular. (Más información en estudio PREDIMED).

CONSEJOS CULINARIOS:

Elige un aceite de oliva virgen extra (AOVE), ecológico y de primera presión en frío (o extraído mediante procesos mecánicos), que esté presentado en botella de vidrio opaca, y bien cerrada.

Mejor, consúmelo crudo. Si cocinas con él, siempre a baja temperatura. Un aceite humeando significa un aceite lleno de grasas trans (que ya se forman a más de 70 ºC, y que se relacionan con el incremento en un 150 % más que las grasas saturadas en la Enfermedad Cardiovascular, la cual es la principal causa de muerte en España), además también se formarán benzopirenos y acroleínas, sustancias potencialmente cancerígenas. Y sobre todo, no lo reutilices.

Canela

La canela es la corteza interior seca de árboles del género Cinnamomum, de Asia tropical, pariente lejano del laurel. Cuando se corta la corteza se enrolla formando unos canutos, que son las ramas de canela que se comercializan.

La canela fue una de las primeras especias que llegaron al Mediterráneo. Los egipcios la empleaban para embalsamar.

Existen varias canelas, pero las que más se comercializan con la asiática (C. cassia, C. loureirii, C. burmanii)y la de Ceilán o de Sri Lanka (C. verum y C. zeylanicum). La primera es más robusta, más fuerte, de sabor más amargo y picante (debido al cinamaldehído, un compuesto fenólico) y se enrolla en forma de doble espiral; en cambio, la segunda es más delicada, quebradiza, con sabor más dulce y se enrosca en forma de una sola espiral.

Es increíblemente maravilloso saber la gran variedad de nutrientes y fitoquímicos que tiene: calcio (1.002 mg/100g), hierro (8,32 mg/100g), magnesio (60 mg/100g), fósforo (64 mg/100g), potasio (431 mg/100g), zinc (1,83 mg/100g), betacaroteno (112 µg/100g), vitamina E (2,32 mg/100g), vitamina K (31,2 µg/100g), y proantocianidinas (8.083 mg/100g).

Estudios reflejan que la canela ayuda a reducir la glucemia (niveles de glucosa en sangre) y que baja la presión sistólica y la diastólica.

En Medicina Tradicional China siempre se la considera un alimento de naturaleza templada, por lo que siempre se recomienda en las épocas más frías del año, o bien para aquellas patologías que cursen con “frío” o “humedad” o “viento”.

Por ello, en base a la MTC, calma el dolor, favorece la circulación de la sangre y promueve la sudoración. Así será útil en dolores reumáticos, resfriados, dolor menstrual o dolor abdominal por frío o falta de apetito.

Sin duda, si tenéis frío prepararos una infusión de jengibre y canela y os aseguramos que entraréis en calor rápidamente.