Imprimir
El siguiente pan que os traemos es el propuesto por Julián Sío. Un pan naturalmente sin gluten, hecho con trigo sarraceno como ingrediente base. Como te contaba Silvia, en “Sin ese pan, por favor. Y no estoy a régimen“, hacer tu propio pan te empodera. Y puede que al principio no salga, pero hay que insistir. Como dice César Lema, “los caminos fáciles nunca llegan lejos”.

 

Seguimos la tanda de panes caseros, ecológicos y saludables con la propuesta de Julián Sío.

Julián Sío es amante del pan. Desde hace años ha venido investigando en su laboratorio particular, las diferentes formas de amasar, leudar, hornear, tratar las diferentes harinas,… Así hasta llegar al día de hoy en el que ha creado “O muiño da espelta“.

En O Muiño da Espelta elaboran pan bio natural (eco). El proceso es totalmente tradicional, solo tienen una pequeña amasadora y utilizan masa madre en todos sus panes, además de ingredientes ecológicos, sal atlántica, y respetan los tiempos de fermentación. Hacen pan de espelta, kamut, centeno 100%, centeno con pasas y nueces, y también con sarraceno y arroz (para intolerantes). También hacen empanadas de millo (maíz) y espelta, y también postres bio. Además, Julián imparte talleres por toda Galicia!

 

Y aquí va la receta que nos ha enviado Julián:

PAN DE TRIGO SARRACENO

Receta para un pan de 500 g:

  • 300 g de harina de trigo sarraceno (alforfón).
  • 260 g de agua libre de cloro.
  • 20 g de semillas de lino o linaza.
  • 20 g de semillas de sésamo molidas.
  • Una cucharada de aceite de oliva de primera presión en frío.
  • 6 g de sal marina.
  • 3 g de levadura fresca o 1 g de levadura seca, ó 60 g de masa madre (que en ese caso necesitaría 6 horas de fermentación).

Previamente molemos las semillas de lino y las ponemos a remojo con agua que solo las cubra. Lo dejamos media hora para que suelte el mucílago.

Añadimos todos los ingredientes a un bol y removemos y mezclamos muy bien con la ayuda de una cuchara de madera (de 5 a 10 minutos debería ser suficiente). Vertemos el contenido en un molde de cocina apto para horno (yo utilizo silicona platino). Si es metálico o de vidrio hay que forrarlo con papel de horno.
Cubrimos con un paño de algodón o lino y dejamos reposar dos horas en un sitio libre de corrientes.

Precalentamos el horno a 230º. Introducimos el pan en el horno y pulverizamos las paredes con agua. Calor arriba y abajo. Trascurridos 12 minutos bajamos la temperatura a 160º y lo dejamos unos 45 minutos mas o hasta que esté.

Si tenemos robot amasador el proceso es idéntico.

Dejamos enfriar sobre rejilla.

Imagen del pan de trigo sarraceno, de Julián Sío

Gracias, Julián.

Gracias por reeducar los paladares. ¡Eres un valiente!