Imprimir

La Medicina Tradicional China (MTC) se lleva poniendo en práctica desde hace cientos de años. En China no es una alternativa, sino que forma parte del propio sistema sanitario; es decir, como paciente puedes optar por la MTC o por la medicina occidental (la propia nuestra).

¿Quieres conocer como se tratan las enfermedades del sistema cardiovascular según la MTC? La médico Caetana Varela-Hall nos lo cuenta.

Hace poco conocimos a Caetana (“Cae”), y nos encantó su vibra y todos los conocimientos que ella tiene. Así que le propusimos escribir un artículo para nuestra web en el que nos contara cómo trataba en su consulta a un/una paciente con alguna patología relacionada con el sistema cardiovascular. Ella, accedió encantada. Evidentemente, los trastornos y/o patologías en este campo pueden ser inmensos. Cae nos lo cuenta de forma general. Aquí te dejamos con su artículo, esperando que te sea útil tanto si eres terapeuta, médico o paciente.

Las enfermedades en la Medicina Tradicional China (MTC) se consideran desde el punto el vista de desajustes energéticos (exceso o insuficiencia, Yin o Yang…) en diversas órbitas funcionales (en las enfermedades del sistema cardiovascular se suelen ver afectaciones en los meridianos de riñón, de hígado, y/o de corazón, por ejemplo). Además, cada enfermedad de la medicina occidental se corresponde con un gran abanico de diagnósticos diferenciales en la MTC. Esto quiere decir que una hipertensión en una persona podría ser causada por lo que llamamos Gan Qi Zhi (Estancamiento Qi de Hígado) pero también por una Shen Yin Xu (Insuficiencia de Yin de Riñón), por citar solo un par de ejemplos. El diagnóstico es siempre, por tanto, individual, personalizado, basado en la clínica de ese paciente concreto, y confirmado por la exploración, la lengua y el pulso. Esto hace que los tratamientos para la misma patología, en dos personas diferentes, sean diferentes también. La MTC es muy extensa y específica en su diagnosis ¡Solo durante la anamnesis (recabar información de la clínica del paciente) se puede tardar hasta 2h!

 

La clínica con la que se presenta la HTA varía entre cefalea, vértigo, tinnitus (acúfenos), visión borrosa, palpitaciones, sensación de opresión o plenitud en tórax, fatiga, insomnio, entumecimiento en extremidades… Una vez que determinas el diagnóstico en ese paciente en concreto, el tratamiento variará en función de ello. En mi caso, mezclo prescripciones de la medicina convencional, posibles recomendaciones de fitoterapia clásica, china y/o mexicana, reiki, acupuntura, auriculoterapia, y dietoterapia, principalmente.

 

 

Me gusta mucho iniciar a la persona en el automanejo de su salud. No soy partícipe de eliminar nada de por vida. Soy amante de la comida, y creo que las restricciones (evitar de manera consciente determinados alimentos) son más eficaces que las prohibiciones. Sabiendo que cuanto más rigurosos seamos, mejores efectos en salud tendremos. Pero sí recomiendo evitar tóxicos (ambientales, alimentarios y emocionales), el descanso apropiado y moderar actividades estresantes como fundamental en el tratamiento integral de la patología. Además, recomendaré incluir en el consumo diario alimentos como (según temporada): apio, pepino, tofu, brotes y germinados, algas (en ensalada o en sopa de miso), espinacas crudas, berros, endivia, escarola, lechuga, rábano, centeno, alfalfa, ruibarbo, mijo, tomate, espárragos, alcaparras, vinagre, castañas, manzana, limón, pomelo, plátano, caqui, maíz, guisante, calabacín, calabaza, sandía, melocotón, infusiones de crisantemo de China, diente de león, té negro y/o té verde, manzanilla, espino blanco, verbena y/o genciana. Son solo algunos ejemplos, pero según la fisiopatología de la MTC esto favorece el aspecto más Yin, favorecen el drenaje, la evacuación, la diuresis, secan la humedad, favorecen la digestión, actúan sobre la sangre, calman el calor interno y movilizan.

De manera similar ocurre, por ejemplo, en el caso de la aterosclerosis y su consecuente enfermedad coronaria. Sus síntomas oscilan desde mareos, palpitaciones, o sudoración espontánea, hasta sensación de opresión o dolor torácico. Para la MTC es una obstrucción de la circulación de la energía en el tórax (Xiong Bi) cuyas causas varían en un amplio rango; desde una Qi Xu (insuficiencia de Qi) hasta un Han Bi (acumulación de Frío)… Nuevamente, la determinación de esta causa es vital para su adecuado tratamiento, que variará entre una y otra. Una rigurosa historia clínica es siempre fundamental para el adecuado manejo del paciente, junto con los datos de la exploración, la lengua y el pulso. Lo que sí pueden ser generales, nuevamente, son algunas recomendaciones dietéticas y de adquisición de hábitos saludables; incluir en la dieta amargos frescos, apio, algas, brotes y germinados, mucho ajo, hongo shiitake, el salvado o arroz integral, además de alimentos que tengan tropismo por el corazón, como los frutos rojos, las castañas, o la canela, que tomada en una infusión de piel de mandarina ecológica seca es excelente para promover la circulación de la energía en el pecho.

 

Siempre que se pueda aplicar, muestro un mapa de reflexología auricular a la persona y coloco unos balines de auriculoterapia en las zonas terapéuticas en función de su diagnóstico. En el caso de la HTA resulta de gran utilidad e incluso hay varios puntos que contribuyen a disminuir la tensión per se, como el ápice de la oreja, el tronco cerebral, las suprarrenales, riñón, o la línea hipotensora en la cara posterior de la oreja.

 

En esta imagen creada por Cae podéis ver los puntos de la oreja, entendiendo:

  • Punto relleno de color: localizado en ese lugar.
  • Punto sin relleno de color: localizado en la parte no visible, interna o posterior de la oreja.

 

 

 

Ante determinada sintomatología existen puntos corporales que se pueden ir presionando -mientras se busca ayuda- para ir aliviando las molestias. El NeiGuan (6Pc, a 3 dedos del borde anterior de la muñeca) es ideal para todo tipo de opresión torácica, palpitaciones o náuseas; el RenZhong (26Du, entre el labio superior y la nariz) ante casos de mareo, bajada de tensión ¡o incluso desmayos!; el SanZhong (17Ren, a la altura de los pezones si no hubiese mamas, en el centro del esternón) para sensación de falta de aire o ahogo; el XinJiang (2H, entre 1º y 2º dedos del pie) para dolores de cabeza o molestias oculares; o el masaje del lóbulo de la oreja cuando no puedes dormir. Son solo unos pocos ejemplos, ¡podríamos dar una master class entera acerca de digitopresión!

[Imagen creada por Cae]

Por último, destacar que instruir a la persona en la realización de algún tipo de meditación es de gran ayuda pues sea cual sea su tipo de problema disminuirá la frecuencia de presentación además de contribuir de forma notoria a erradicar los síntomas cuando aparece. Puedes probar con tutoriales que te gusten de la web o tu solo. Suelo recomendar una sencilla Vipassana o Mindfulness, o una LKM (Loving-Kindness Meditation) para comenzar.

Pararse a sentir la propia respiración y la realidad sin tener en cuenta distractores mentales resulta siempre de tremenda utilidad para todos los que vivimos en esta sociedad.

 

Artículo escrito por: Caetana Varela-Hall.

Médico. Health Coach. Especialista en Medicinas Naturales y Tradicionales del mundo.

Puedes seguirla, apoyarla o consultarle en:

Su campaña en gofundme.

Su web “Silence is the mother of patience

¡Gracias Cae!