Imprimir

agar agar de mentastro con moras

Tenemos una morera en casa, y durante 2-3 meses no dejó de darnos deliciosos frutos. Esta fue una de las recetas que hicimos: AGAR-AGAR DE MENTASTRO CON MORAS. Un receta saludable muy fácil para hacer en días calurosos.

El agar-agar tiene efecto saciante y prebiótico, por su alto contenido en fibra soluble (pudiendo llegar al 80%). Interesante en caso de estreñimiento.

El mentastro le aporta el efecto refrescante. Además, es una planta digestiva, antifúngica , anti-micótica, insecticida y anti-cancerígena.

La guinda final la ponen las moras, potentes fuentes de antocianidinas.

 

Ingredientes BIO

[2 personas]

360 ml de licuado vegetal (arroz, almendra, avellana, avena,…).

2 g de agar-agar en polvo (comprueba la dosis según las recomendaciones de la marca que uses).

6 hojas de mentastro silvestre (Mentha suaveolens).

Endulzante natural (opcional): 15 ml de concentrado casero de estevia, o 2 cs de miel cruda, o 2 cs de panela. Si empleas leche de arroz, ya no será necesario endulzar.

Una pizca de sal marina fina, no refinada.

Un puñado de moras frescas.

[cs = cucharada sopera]

Procedimiento

En un cazo de acero inoxidable infusiona la menta en la leche vegetal que hayas elegido. Para ello, calienta ligeramente el licuado vegetal e introduce el mentastro. Apaga el fuego y deja reposar 5 minutos, tapado. Pasado ese tiempo, se retira el mentastro.

Nuevamente, pon al fuego la infusión, añade unas arenillas de sal y vierte a modo de lluvia el agar-agar, sin dejar de remover. Es importante llevarla a ebullición y mantenerla durante 3´ aproximadamente, removiendo de vez en cuando. Retira del fuego y vierte en vasitos. Deja enfriar a temperatura ambiente y después mételo en la nevera para acelerar el proceso de gelificación del agar-agar.

También podrías disponer algunas moras en el fondo del vasito, antes de verter el agar-agar. Así tendrás un resultado más bicolor.

Si optas por añadir un endulzante, te recomendamos que lo hagas antes de apagar el fuego.

SIRVE en el mismo vasito, y decora con las moras enteras. También puedes machacar algunas con un tenedor y disponerlas sobre el agar-agar.

¿Por qué estos alimentos?

Agar-agar

Se le conoce como la “gelatina del mar” porque se extrae de un alga roja (Gelidium sp). Para ello se hierven las algas, filtrando el líquido y secándolo en congelación, en forma de barritas, filamentos o polvo que puedes adquirir actualmente en establecimientos.

A nivel culinario tiene poder gelificante, por lo que puedes hacer gelatinas de todo tipo, tanto para recetas dulces como saladas, y dándole la forma que quieras. El truco está en hervirlo ligeramente en el líquido que quieras gelificar (zumo, sopa, licuado,…), y luego dejarlo enfriar en el molde con la forma que quieras obtener. Bajo una fuente de calor (85ºC), volverá a perder su forma.

A diferencia de la gelatina, el agar-agar forma geles a concentraciones más bajas (menos del 1% en peso), no se derrite en la boca, se mantiene sólido en días calurosos, e incluso podría llegar a servirse templado (acompañando sopas, a modo de tacos de agar agar).

En tiras se puede hidratar y consumir en ensaladas. Procura entonces masticarlo bien.

En Medicina Tradicional China se entiende que el agar agar es de “naturaleza fría”, por lo que puede ser combinado con kuzu (Pueraria lobata), de exquisitas propiedades para nuestra salud intestinal y del sistema nervioso, y con “naturaleza caliente”.

A nivel nutricional destaca por su alto contenido en fibra (acción PREbiótica, interesante para estreñimiento, y saciante), y minerales como sodio, potasio, calcio y magnesio.

Mentastro

Científicamente conocida como Mentha suaveolens, es una mal llamada “mala hierba”, pues sus aceites esenciales le confieren acción digestiva, carminativa y antifúngica, entre otras. Aquí te dejamos un artículo sobre ella.

Moras

Tenemos suerte de tener un Morus nigra (moral negro), aún siendo oriundo de Asia. Igualmente, si te das un paseo por el campo, podrás  consumirlas silvestres a mediados de verano.

¿Por qué tenemos un moral negro en casa? Porque da muchas moras, cada día, y durante 2 meses (finales de abril-mayo-principios junio), porque puedes hacerte infusiones de sus hojas, y porque estéticamente es precioso.

¿Y las moras negras? Son fuente de carotenoides (provitamina A: 214 UI/100g), vitamina K (19,8 µg/100g), vitamina C (21 mg/100g)  ácidos fenólicos (ácido clorogénico, ácido gálico, ácido elágico), antocianidinas (cianidina) y flavanoles (proantocianidinas, epicatequina, catequina y quercetina). Polifenoles totales (ácidos fenólicos, antocianidinas y flavanoles) –> 205,76 mg/100g.

Son las más potentes en antocianidinas, fitonutrientes responsables de su color oscuro. Además, influyen en la reducción de la enfermedad coronaria, tienen efectos antitumorales, antiinflamatorios y antidiabéticos, además de mejorar la agudeza visual y el comportamiento cognitivo.

Nuestra morera

Si quieres saber más sobre las bondades del mentrastro, puedes leer nuestro artículo “mentastro: nunca más la llamarás mala hierba“.