Imprimir

AEfibl

Los seres humanos necesitamos nutrirnos y ello implica la necesidad de proveernos de alimentos.
La agricultura es el arte por el cual conseguimos nuestro sustento alimenticio.

En las últimas décadas el arte de la agricultura se ha ido convirtiendo paulatinamente en el negocio de la agricultura, derivando de este modo en una perversión del mismo. En unas pocas décadas se ha venido desarrollando la llamada “revolución verde”, que ha cambiado la forma de manejo de la mayoría de explotaciones agrícolas mundiales.

Como en todo negocio existen clientes y proveedores. En el negocio de la “revolución verde”, se ha tenido en cuenta al cliente, pero se ha obviado al proveedor y ahora reclama su deuda: la tierra.

Deforestación, contaminación, pérdida de especies y biodiversidad, todo ello debido a la mala educación perpetuada durante años donde sólo se consideraba a la tierra un material inerte en el que cultivar plantas. Válgame Dios.

Como en muchos aspectos de nuestras vidas, la consciencia resurge en estos días en que vivimos para alertarnos de que necesitamos otro modo de entablar relación con la tierra. Ese nuevo modo es la Agricultura Ecológica. Desde el agriculor, al ser humano con necesidades nutritivas, debemos abrazar este nuevo modo y no seguir viviendo la ilusión de la “revolución verde”. Iluso es el que no es capaz de ver la luz.

Este abrazo es imparable. Cada vez más agricultores se dan cuenta del engaño al que hemos sido sometidos. Cada día más personas abrazan a la agicultura ecológica en sus pequeñas parcelas encaminadas a una mayor autonomía alimentaria.

¿Sabías que España es el mayor productor de alimentos ecológicos de la UE?

AEfibl

Sí, un dato del que sentirse satisfecho, la verdad. Cabe recordar además que estos datos son relativos a explotaciones certificadas por los diferentes organismos de control, no del pequeño agricultor ecológico fuera de ella.

Pero no ocurre lo mismo si miramos la gráfica desde el lado del consumo de los alimentos que surgen de estas producciones ecológicas.

AEfibl2

¡¡¡ He aquí la necesidad del abastecimiento local !!!

Retomemos la relación productor-receptor, empoderándonos hacia el camino de la autonomía alimentaria.