Imprimir
¡Aquí te traemos la propuesta mañanera de hoy! El batido verde esmeralda. ¿Te animas a prepararlo y a saborearlo?

batido-verde-esmeralda-2

 

Los batidos verdes son una forma rápida y fácil de ingerir una gran cantidad de nutrientes y fitoquímicos en una única toma. Son muy fáciles de hacer. Lo único que necesitas es una buena batidora, alimentos ecológicos y tiempo para ensalivarlos y degustarlos.

Material culinario

Una batidora de alta potencia (nosotros apostamos por Le Blender, de Magimix, principalmente por su potencia, por ser de vidrio y por tener cuchillas de acero inox intercambiables y fácilmente lavables).

Tiempo necesario

5 min de preparación.

Ingredientes BIO y en crudo.

Una penca de apio.

Medio pepino.

Una manzana verde.

Tres hojas de berza rizada (o col kale).

1/2 de lima, sin piel.

1 cm de jengibre fresco.

Una cucharada sopera de alga Chlorella, en polvo.

Una pizca de Camu Camu, en polvo.

Dos vasos de agua filtrada, preferiblemente fría para contrarrestar el calor resultante de la fricción de las hélices con los alimentos.

Procedimiento

Simplemente, introduce todos los ingredientes (salvo el Camu Camu y la Chlorella) en el vaso de la batidora. Bate con el programa automático “smothie”.

batido-verde-esmeralda

Una vez finalizado el programa, añade la Chlorella y el Camu Camu, y dale un par de toques a la batidora.

Sírvelo en un vaso. La idea es que te recuerden que debes ensalivar y “masticar” el batido. Recuerda que la digestión comienza al ver y oler lo que tenemos delante, y que el siguiente paso es ENSALIVAR y MASTICAR bien para promover una digestión óptima.

Batido verde esmeralda

¿Por qué esta receta?

Como ya te contábamos en esta otra receta de BATIDO VERDE COMPLETO La idea es conseguir concentrar varios nutrientes y fitoquímicos en una única ingesta. Con este batido verde completo estarás recargando tus pilas con vitaminas (ácido fólico, provitamina A, vitamina C,…), minerales (¿sabías que la berza tiene muuuucho calcio?), fibra soluble e insoluble, azúcares simples de calidad, sustancias antioxidantes y anticancerígenas (como las catequinas o la quercetina, por ejemplo), proteína vegetal, y agua de calidad (la propia de los alimentos BIO, y la filtrada que le añades).

¿Sabías que el Camu Camu tiene muchísima más vitamina C que la naranja?

Vitamina C

Y en relación a la Chlorella…

Chlorella es un alga unicelular de color verde azulado.

Estudios científicos revelan que Chlorella vulgaris es rica en proteínas, clorofila, minerales, fibra, ácidos nucleicos (y por lo tanto, fósforo) y vitaminas (Morita et al., 1999).

Chlorella es posiblemente el alimento con más clorofila del planeta. La clorofila, ese maravilloso pigmento que nos da la vida de forma indirecta. Las plantas, las cianobacterias y las algas la emplean para captar la luz solar y poder hacer la fotosíntesis; es decir, gracias a ese y otros pigmentos (como los carotenoides, que en nosotros son precursores de la vitamina A, y que aportan un color amarillo-anaranjado que queda enmascarado por el verde de la clorofila), estos organismos pueden transformar la materia inorgánica en orgánica, y permitirnos a los heterótrofos (que no podemos sintetizar nuestro propio alimento) obtener tal materia orgánica alimentándonos a partir de ellos.

La clorofila tiene en el interior de su molécula un átomo de magnesio, por lo que de forma indirecta, al consumirla, estaremos ingiriéndolo.

Además de ello, la Chlorella es fuente de beta-carotenos (11.750  microgramos/100g), hierro (210 mg/100g), Zinc (210 mg/100g) o Iodo (1.000 microgramos/100g).

Los betacarotenos contribuyen al normal mantenimiento de la piel, de las mucosas, la visión, la función inmune, el metabolismo del hierro, y tienen un rol en el proceso de especialización celular.

El hierro (Fe) contribuye a algunas funciones normales del organismo como la cognitiva, el metabolismo energético, la formación de glóbulos rojos y hemoglobina, al transporte de oxígeno, sistema inmunitario, proceso de división celular y a disminuir el cansancio y la fatiga.

El zinc (Zn) contribuye a una normal fertilidad y reproducción, mantener niveles de testosterona en sangre, mantenimiento de las uñas, cabello, piel, visión, función cognitiva, juega un rol en la división celular y protege las células del estrés oxidativo.

El iodo (I) contribuye a una producción normal de las hormonas tiroideas, de la piel, función del sistema energético, nervioso y cognitivo.

Chlorella, en su totalidad, ha demostrado varios efectos biólogicos: disminuir los niveles de azúcar en sangre (reducir la glucemia), detoxificar cadmio y dioxinas, estimular el crecimiento (por su factor de crecimiento Chlorella), modular el metabolismo lipídico y la actividad inmunomielopoiética, promoviendo una mayor resistencia a los tumores (Ramos et al., 2010) y luchando en la prevención del cáncer (Jeong et al., 2009 y Shim et al., 2009).

El truco está en que la molécula de clorofila está conformada por un anillo de porfirina, que tiene afinidad por la superficie plana de algunas moléculas, permitiendo atrapar a los HCAs (aminas heterocíclicas, que se forman al cocinar la carne a altas temperaturas, por ejemplo) potencialmente cancerígenos. Además, la clorofila, un interceptor molecular, puede disminuir la absorción de los carcinógenos de la dieta a través de la formación de complejos con agentes carcinógenos e inhibir el citocromo P450 (CYP). Los estudios demuestran que la Chlorella, que contiene gran cantidad de clorofila, puede quelar y desintoxicar los metales y otras sustancias químicas (Gu et al., 2011).

CONSEJO: busca una Chlorella BIO de calidad, y añádela a tus licuados de la mañana, o a un poco de agua. O consúmela antes de comer.

OJO: la vitamina B12 que contiene  Chlorella o Spirulina NO es activa para nosotros; es decir, su forma tridimensional no es exactamente igual que la que nosotros requerimos. Sólo encontrarás vitamina B12 diodisponible y bioactiva en alimentos del Reino Animal. Si no los consumes, o si tu producción de HCl estomacal es deficitaria, supleméntate !!!  (Siempre mejor con cianocobalamina sublingual, o de 1000 microgramos de liberación prolongada). Si quieres más info: silviamendez@vdevegetal.com

¿Cuándo tomarlo?

Es un buen entrante de desayuno, o un buena tentempié de media mañana.

¡Ojo! Este batido verde no sustituye la ingesta de hortalizas de ese día.