Frambuesa

Las frambuesas, las moras y demás parientes son bayas del género Rubus, que crecen naturalmente en casi toda la zona templada del hemisferio norte, en forma de largos y delgados tallos espinosos (las zarzas). Hay cientos de especies de zarzamoras tanto en Europa como en América, pero sólo unas pocas especies de frambuesos.

La frambuesa roja (Rubus ideaus) tiene su sabor distintivo que se debe a un compuesto llamado “cetona de la frambuesa”, acompañado de las iononas (carotenoides) que también le aportan un sabor especial. Recientemente se han atribuido a la cetona de frambuesa  con estructura similar a la de la capsaicina y sinefrina,  acciones anti-obesidad y  reguladoras del metabolismo lipídico (todavía no hay estudios en humanos).

Su color se lo dan las antocianinas, que son unos fitoquímicos cuya sensibilidad al pH puede hacer que las moras de color morado oscuro se pongan rojas si se congelan (al romperse las vacuolas con los pigmentos, éstos quedan diluidos y se ven afectados por el nuevo medio que les rodea, de carácter más alcalino). Estas antocianinas, sus pigmentos característicos, incrementan la agudeza visual, mejoran la visión nocturna, previenen la degeneración macular, ayudan en el tratamiento del glaucoma y de la retinopatía. Además, a nivel cardiovascular, disminuyen la permeabilidad y la fragilidad capilar, disminuyen el colesterol total y protegen al LDL de ser oxidado (un paso previo del desarrollo de placas ateromatosas).

Todas las bayas son ricas en antioxidantes fenólicos, incrementándose el ácido elágico al hacerlas en forma de mermeladas. El ácido elágico es un polifenol que, ingerido con la comida, combate contra las inflamaciones crónicas (reuma, artritis), los radicales libres de oxígeno (peróxidos, superóxidos) y ciertos tipos de cáncer como el de próstata, y pulmón, a mayores de regular el colesterol.

CONSEJO CULINARIO: 

Anímate a congelar frambuesas y otros frutos rojos en épocas de abundancia, para luego tenerlas a lo lago de todo el año. Luego, tan solo tendrás que abrir tu puerta del congelador, y añadirlas a tus batidos o hacer helados como este con ellas. DELICIOSAMENTE SENCILLO.

COCINA FUNCIONAL CON FRAMBUESAS: