Sartén de vitrocerámica: bondades e inconvenientes

V de Vegetal defendemos una alimentación saludable apostando por el consumo de alimentos ecológicos, y el empleo de materiales de cocina libres de tóxicos y de técnicas culinarias respetuosas con el valor intrínseco nutricional del alimento.

Es por ello que hoy os traigo esta nueva entrada. Porque quiero hablaros de una sartén que ya forma parte de los artilugios culinarios de nuestra cocina.

Hoy os quiero hablar de la sartén de vitrocerámica.

Hace ya años que sabemos de la existencia de este tipo de sartenes, que al parecer tanto se comercializan en Sudamérica. Y nosotros queríamos probarla, porque nos gusta mucho este material, no poroso, no reactivo, libre de plásticos, de teflón y de metales como el níquel o el cromo.

Llevamos ya varios días cocinando diferentes tipos de alimentos. El resultado ha sido:

¿Qué es lo que nos ha gustado?

– Es una sartén libre de sustancias tóxicas, como el PFOA o el PTFE. No tiene teflón, y no tiene plásticos en los mangos. Y esto es una maravilla.

– El diseño es precioso. Me parece súper linda.

– Es muy fácil de limpiar.

-Es robusta y resistente al cambio repentino de temperatura.

-Es excelente conductora del calor, por lo que puedes cocinar en tiempo récord, aún a baja temperatura (sostenibilidad, ahorro de energía).

-Se cocina genial con poco aceite (que además no absorbe) o con agua.

-Se puede meter en la nevera, en el horno, y lavar en el lavaplatos.

-Si en vez de una sartén tienes una olla, puedes ver cómo se van cocinando los alimentos (muy didáctico para los peques de la casa, para que vean el movimiento de los alimentos, reflejo del cambio de temperatura del agua).

 

¿Qué es lo que no nos ha gustado?

– Se pega. Es lo que hay. Se pega. Por tanto, en casa sólo la usamos para hacer huevos a la plancha (para ésto va bien), o para hacer estofados o verduras con mini fondo de agua. Para hacer crepes de trigo sarreceno, el truco sería poner un papel de horno de calidad, para que no se peguen.

-Como no tiene fondo difusor, se calienta y enfría muy rápido. Esto tiene parte positiva (cocción más rápida y mayor ahorro de energía) y negativa (ojo porque como te despistes, si estás haciendo algo a la plancha, aún a baja temperatura, puede que se queme).

-Al ser transparente, puede molestar un poco el resplandor de la fuente de calor.

En resumen:

Sí, algunos alimentos se pegan. Sin embargo, tiene otras bondades muy interesantes a reconsiderar, como las que os comento.

De una u otra forma…

Por tu salud, la del medio ambiente y la de los que te rodean…

¡¡Evita las sartenes de aluminio o con teflón!!

4 comentarios en “Sartén de vitrocerámica: bondades e inconvenientes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *