Imprimir
polos-de-melon-y-cacao

¡El verano no ha terminado todavía y aún podemos disfrutar de unos deliciosos polos!

Recuerdo cuando era niña y nos pasábamos todo el verano gozando en nuestra aldea. Teníamos unas “poleras” y las rellenábamos de todo lo que se nos ocurría. Y quise rememorarlo. Porque comer conmemorando nutre infinito.

Además, al final de este post, sabrás por qué el melón combina tan bien con alimentos altamente proteicos.

Material culinario

Moldes para polos.

Palos de madera.

Una batidora de alta potencia (nosotros apostamos por Le Blender, de Magimix, principalmente por su potencia y por ser de vidrio y cuchillas acero inxo intercambiables).

Tiempo necesario

15 min de preparación.

4 horas mínimo de congelador.

Ingredientes BIO

Es difícil dar cantidades exactas porque hay melones con más o menos pulpa. Te daré la receta con medio melón, y lo que te dé para rellenar los moldes

½ melón verde o amarillo.

Unas hojas de hierbabuena o de menta, o de mentastro.

Leche de almendras (que puedes hacer con la Juissen, o con nuestra Biobolsa de algodón ecológico).

Cacao en polvo de calidad.

2 dátiles Medjool (por ser más carnosos), dejados a remojo 30 min antes.

Procedimiento

La idea es hacer dos mezclas:

1) Melón + hierbabuena/menta/mentastro:

  • Pela el melón y extráele las semillas (con las que por cierto puedes hacer leches vegetales, o añadirlas a tus licuados verdes en frío).
  • Lava las aromáticas.
  • Tritura todo en un vaso batidor de alta potencia (recomendamos Le Blender, por ser de vidrio, entre otras cosas).
  • Reserva.

2) Leche + cacao:

  • Mezcla la leche vegetal (pronto subiremos un vídeo de cómo se hace) con el cacao, los dátiles y el agua que sueltan éstos.
  • Tritura.
  • Reserva.

Y por último, rellena los moldes, al gusto. Si quieres que no se mezclen ambos sabores te recomiendo que primero congeles una de las mezclas que ya habrás puesto en los moldes, y que al cabo de 1 horita añadas encima la otra mezcla

Cuando vayas a consumirlos, puedes desmoldarlos todos y conservarlos en el congelador en un recipiente de vidrio, separándolos entre ellos con un papel de horno (libre de cloro y de parafinas!).

Ou yeah!!! Ahí los tienes. Refreshhhhcantes.

Y ahora que ya sabes cómo se hacen, ya puedes animarte con todos los sabores que se te ocurran

polos-de-melon-y-cacao-letra

 

¿Por qué estos alimentos?

 Melón

Salvo la sandía, todos los melones son los frutos de Cucumis melo, un pariente cercano del pepino (C. sativus) y oriundo de las regiones subtropicales, semiáridas de Asia. Como todas las plantas, en sus inicios los melones fueron “libres y salvajes”, hasta que se domesticaron en Asia central o en India, y luego llegaron al Mediterráneo a principios del siglo I.

Nutricionalmente son muy interesantes porque, aún siendo frutas, contienen una gran cantidad de agua (90%) y bajo contenido en carbohidratos (8%). Destacan también por su contenido en vitamina C (36,7 mg/100g), potasio (267 mg/100g) y vitamina A (3.382 IU/100g).

En cuanto a fitoquímicos (o fitonutrientes, que no es lo mismo que fitosanitarios): es fuente de lignanos, (11,32 mg/100g) y polifenoles (109,59 mg/100g). Promueven rutas metabólicas antioxidantes y anticancerígenas en nuestro organismo.

CURIOSIDAD CULINARIA: debido a su enzima cucumisina, que digiere las proteínas, nunca se podrán hacer geles de gelatina con los melones. En cambio, y por ello mismo, es una excelente fruta para acompañar con proteína (por ejemplo… Melón con boquerones para desayunar o de primer plato?)

Además, puede ser empleada como fuente saludable de carbohidratos (14,98 g/100g). Si has optado por seguir una dieta baja en cereales y en legumbres (tipo Paleo), incluso en semillas (protocolo dieta para patologías autoinmunes), el melón puede ser una buena base para tus desayunos.

 

Cacao

El cacao (Theobroma cacao) es un árbol que crece en la región ecuatorial. “Theobroma” significa “alimento de los dioses”, en griego.

Es fuente de minerales, proteína y fibra. Además destaca su alto contenido en polifenoles como la quercetina (25 mg/100g), catequina (20,5 mg/100g), epicatequina (70,36 mg/100g), epicatequina 3-o-galato (5,170 mg/100g), proantocianidinas, ácido ferúlico (24 mg/100g), resveratrol (0,04 mg/100g), lignanos (0,043 mg/100g). También es rico en poliaminas (0,4 mg/100g) y fitoesteroles (126 mg/100g).

El cacao es fuente de Ca (128 mg/100g), Fe (13,83 mg/100g), Mg (499 mg/100g), P (734 mg/100g), Zn (6.81 mg/100g). Fuente de polifenoles flavanoles (7.000 mg/100g), que ayudan a prevenir posibles complicaciones en la diabetes tipo 2, por ejemplo. Fuente de anandamidas, responsables de la producción de endorfinas endógenas. Fuente de feniletilamina, cafeína (100mg/100g) y teobromina (2.500 mg/100g), responsables de su efecto estimulante y de la mayor sensación de energía.

Todo ello supone una bomba muy saludable para nuestro organismo. Te animamos a prepararte otra delicia con cacao aquí.

Recuerda elegir cacao lo más puro posible, y BIO. Piensa que una tableta que ponga “50% de cacao” significa que la otra mitad de la tableta será azúcar y/o leche.

Dátiles

El dátil es una fruta obtenida de la palmera datilera (Phoenix dactylifera). Tiene un contenido muy elevado de hidratos de carbono (74,97 g/100g), de los cuales 66,47 g son azúcares. Con un sólo dátil estamos ingiriendo 15,95 g de azúcares. Y esto no será un problema si sabemos cuándo consumirlo: desayuno, deportistas, niños y estudiantes, largas excursiones,…

También tienen hierro (0,22 mg/dátil), potasio (167 mg/dátil) y fósforo (15 mg/dátil). Contiene vitaminas: provitamina A (36 IU/dátil), tiamina, riboflavina, niacina, triptófano y ácido ascórbico.